Acabar con arraigadas disparidades de salud

Cuando las familias en el 7º distrito de Massachusetts se enfrentan a algunos de los costos de atención médica per cápita más altos de la nación, incluso cuando viven a la sombra de algunas de las mejores instituciones de atención médica del mundo – nuestro sistema está roto. Cuando los padres trabajadores se ven obligados a racionar la insulina de sus hijos porque no pueden pagar el costo de una nueva prescripción – nuestro sistema está roto. Cuando las mujeres afroamericanas tienen casi cuatro veces más probabilidades de morir de complicaciones de parto que las mujeres blancas – nuestro sistema está roto. Cuando una factura médica inesperada puede llevar a una familia a la bancarrota – nuestro sistema está roto. Se necesita un cambio fundamental para reducir las enormes disparidades que se han arraigado en nuestro sistema de salud.

Nuestros residentes merecen y exigen justicia en la atención médica.

Por eso necesitamos Medicare para todos. Nadie debe ir a la bancarrota mientras luchan por sus vidas. La atención médica debe estar fácilmente disponible, responder a nuestras comunidades, conocer los traumas de sus residentes, ser culturalmente competente, y mantenerse verdaderamente asequible. Ya es hora de eliminar el incentivo perverso de que la atención médica que salva vidas busque el lucro, y garantizar que todas las personas en nuestro país tengan acceso regular y asequible a la atención médica. También es la razón por la que debemos centrarnos en mejorar los resultados de salud para los grupos que con demasiada frecuencia han sido marginados y pasados ​​por alto en nuestro debate nacional sobre la atención médica, incluidas las mujeres y las niñas, las personas afectadas por el trauma y la violencia armada, los hombres y mujeres sin hogar, las personas y las familias que luchan contra la adicción, y los inmigrantes que enfrentan barreras para la atención. Es por eso que necesitamos invertir en centros de salud comunitarios, que a menudo se encuentran en las trincheras – brindando servicios de salud críticos y salvaguardando la salud de comunidades enteras.